miércoles, 8 de octubre de 2008

JORNADAS ANUALES de la E.O.L. - Seminario del I.O.M.-

INSTITUTO OSCAR MASOTTA

Auspiciado por el Institut du Champ Freudien

y el Departamento de Psicoanálisis de la Universidad de Paris VIII

La enseñanza y las identificaciones

4º Seminario Intensivo del IOM

Viernes 28 de noviembre 2008

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

9.30 a 12 Hs.

Hospital Borda

Presentación de enfermos: Roberto Mazzuca

Servicio de consultorios externos - Dr. Aníbal Goldchuk

Ramón Carrillo 375 – (Nos reunimos en el Hall Central)

13 a 14 Hs. Reunión Institucional Sede de la EOL

14 a 15,30 Hs. Conversación Clínica Sede de la EOL

Samuel Basz - Stella Palma

CID- ……………………………………………………

Grupo Asociado ……………………….. ..…………

Delegación …………………………………………..

15,30 a 17 Hs.

Conferencias

Sede de la EOL

El Inconsciente y la enseñanza del psicoanálisis” - Germán García

La inercia de las identificaciones: caen…!!!! ” - Jorge Chamorro

Seminario gratuito y cerrado para los participantes del IOM

EOL Sede en Buenos Aires Av. Callao 1033 – 5º piso – CP 1023

Tel. (54 11) 4811 2707 Fax. (54 11) 481-4300

eol@eol.org.ar

http:www.eol.org.ar

La fecha límite de entrega de trabajos para la Conversación Clínica es el 1º de noviembre.

(Enviar a: stpalma14@gmail.com con copia a iom@eol.org.ar )

CONCEPTUAL 9 -revista de psicoanalisis-


CONCEPTUAL N° 9

SUMARIO

Documento:

-El psicoanálisis del antisemitismo. Béla Székely

Clínica

-¿Joyce estaba loco?. Germán García

-¿Qué es un cuerpo a partir del sinthome?. Graciela Musachi

-Saber curar. Marco Focchi

-La letra grabada en la carne. Marcelo Ale

-Psicoanálisis y Segregación. Daniel Dereza

-Del amor al padre al amor del padre. Camila Candioti

-El niño como sujeto. Mariana Filippo

Conceptos

- Declinaciones de un sobreviviente. Enrique Acuña.

- La Viena de Freud y Wittgenstein. José Chain

-La formación del psicoanalista: Habilitación… Jorge Santopolo

-Notas acerca de “La invención del analista”. Flavio Peresson

-Historial- Una lectura del psicoanálisis en el N.O.A. Alejandra Borla

-Desde el jardín –Notas acerca de la autoridad- Luis Seiffe

-El goce insociable –Lacan con Marx- Sebastián Ferrante

-Lo político y el psicoanálisis –Fátima Alemán

Conexiones

-¡Franceses, un esfuerzo más!. Serge Cottet

-¿De qué está hecho el cuerpo?. Gabriela Rodríguez

- Las mujeres se sublevan . Beatriz Gez

-Actualización sobre el pragmatismo. Guillermo Ranea

-No me hallo mismo… Ana Camblong

-Programa de la universidad y programa del psicoanálisis –el caso platense-

Mauricio González, Germán Schwindt y Cecilia Fasano

Crítica (se encarga Inés)

- Entradas del psicoanálisis en La Plata- Reportaje a Aurora Venturini

-La sexualidad y los niños. Alicia Dellepiane

-La paradoja como método. Damian Leikis

- Una charla sobre Psicoanálisis y Literatura. Héctor Gutman

-De Otro al otro. –la apuesta de Pascal- César Conde

-Conceptual en Córdoba. Pilar Ordoñez y Javier Bolaños

-Elecciones forzadas. Juan Pablo Lucchelli.

Novedades de la Asociación de Psicoanálisis de La Plata

La mirada Mbya: arte en el museo Yaparí


INVITAMOS A LA INAUGURACIÓN DE LA MUESTRA FOTOGRÁFICA " LA MIRADA MBYA ".

LA MISMA SE REALIZARÁ EL DÍA VIERNES 10 DE OCTUBRE DEL CORRIENTE AÑO A LAS 19:00 HS

EN LA SALA MARUJA LEDESMA DEL MUSEO PROVINCIAL DE BELLAS ARTES "JUAN YAPARÍ" , DEPENDIENTE DE LA SUBSECRETARÍA DE CULTURA DE LA PROVINCIA, EN SARMIENTO 319 DE NUESTRA CIUDAD.


La muestra " La Mirada Mbyá "; contiene imágenes producidas durante el taller de fotografía del proyecto de extensión, por miembros del asentamiento guaraní de Fracran, durante los meses de mayo, junio y julio de 2008. Este taller surge como fortalecimiento de las actividades que se están desarrollando en el asentamiento PAI ANTONIO MARTINEZ, en el marco del proyecto de extensión "Talleres de producción artística: arte y comunicación, (Proyecto Nº 70, Resolución 575, Convocatoria SPU Secretaría de políticas Universitarias), el cual consiste en brindar herramientas y conocimientos a integrantes del asentamiento guaraní para que ellos produzcan un cortometraje.

Sobre la muestra...


Miradas del joven Mbya


Miramos el pasado rescatando la unidad entre todos los hermanos Mbya. Antes había más contacto a pesar de las distancias y las dificultades para llegar a las comunidades.

Miramos a los ancianos admirando su inteligencia, la oralidad que mantienen en su mente para contar las historias de los antepasados a nosotros, los jóvenes.

Ahora, en nuestro presente es todo nuevo: la televisión, la música… y eso quita tiempo para sentarse a hablar con los abuelos.

Nos miramos pensando que la unión fortalece al pueblo Mbya. Es importante para los niños que vendrán, para que ellos también se sientan orgullosos de ser Mbya y que lo puedan transmitir a las generaciones de un mundo que avanza, para que la cultura se mantenga a pesar de que el monte se termine.

Lo que transmitimos es una forma de ver las cosas y de sentirse Mbya.


Lic. Martha Bordenave
Directora General de Patrimonio Cultural y Museos
Museo Provincial de Bellas Artes "Juan Yaparí"
Sarmiento 319
Tel-Fax- 03752 - 447616
Subsecretaría de Cultura de la Provincia de Misiones

martes, 7 de octubre de 2008

SEMINARIO CLINICO. Clase de Luis Seiffe


Instituto Oscar Masotta

Auspiciado por el Institut Du Champ Freudien y el Departamento de Psicoanálisis de la Universidad de París VIII.

Delegación Posadas

Seminario Clínico: Inhibición, Síntoma y Angustia

7º clase:

Objeto y fin de la angustia.

Del objeto del deseo al objeto causa (a)


A cargo de Luis Seiffe


Instituto Oscar Masotta

C.I.D. Tucumán.


Viernes 10 de octubre, 20,30 hs.

Sábado 11 de octubre, 10 hs.


Museo Provincial de Bellas Artes Juan Yaparí.

Sarmiento Nº 319. Posadas


Informes: iomposadas@live.com


Visite: www.iomposadas.blogspot.com

Auspicia: Asociación de Psicoanálisis de Misiones



viernes, 26 de septiembre de 2008

FINISTERRE- nuevo blog en el país IOM


entre a:

http://finisterre08.blogspot.com/

martes, 16 de septiembre de 2008

Adios a Dana Kaspar -psicoanalista en Paraguay-

Queridos amigos:

quiero comunicarles el fallecimiento de una gran luchadora en el àrea de la investigación y difusión del Psicoanálisis, la psicóloga Dana Kaspar. Ella fue una enamorada de la doctrina de Freud y todavía màs de la de Lacan, a las que luego agregó su lectura Heidegger, con la misma pasión.


Era muy exigente en cuanto a los saberes del Psicoanálisis se refiriera y por eso , para conocer mejor sus fundamentos, estaba trabajando sobre la lingüística estructuralista en Jakobson, de Saussure , dejando así una obra inèdita de tres libros.


Tuve el placer de trabajar con ella durante siete años y su solvencia era toda una garantía en los cursos que dictábamos , a los que con su gran capacidad para el pensamiento abstracto, agregaba su exposición con fórmulas y grafos y figuras topològicas.


Quizá mucha gente no la conoció a causa de que era de perfil muy bajo y en realidad, parecían no importarle mucho las vanidades del mundo.

El 5 de septiembre del año 2007, murió su esposo y justo un años después ella partiò tambien . Es que pareciera que al irse Carlos, Dana había perdido gran parte del deseo de vivir y hasta tenìa una actitud de desapego a la vida , algo que quizá como latinos que somos nos cueste entender . Era una checa nacida en la colonia en Carmen del Paranà , de Itapúa hace 50 años y por momentos ella paracía màs apta para hablar con el rabino de Praga – según cuenta Borges – que con nosotros y nuestra fanfarria tropical.


Durante los últimos dos meses vivió encerrada y no quería que nadie la viera ni la visitara. ( A lo mejor, por lo mismo que Rock Hudson, en una película de los años 50 , donde hacía de soldado herido y agonizante durante la segunda guerra mundial : le echa de su lado a su novia quien sale llorando. Entonces una enfermera le pregunta porqué fue tan cruel y él contestó “ la muerte es bella, morir no lo es “ ).


Hasta el fin permaneció lúcida, cuenta su madre. No hablaba sino que escribía porque tenìa un tubo en la garganta para respirar y con la serenidad con que siempre la vimos le pidiò un cigarrillo . La madre le dijo que a condición de que comiera algo y ella escribió “ palabra de honor”. Un dia después, se moría.


Recuerdo que varias veces cuando yo llevada por el entusiasmo sacaba alguna conclusión poco elaborada, ella con la lentitud de los intelectuales que está procesando muchos elementos me respondía con su silencio .

Ese gesto era para mì todo un ancla para no ser irresponsablemente apresurada y toda una seguridad para nuestra travesía en la propagación del pensamiento de Lacan .


Escribo esto porque quisiera que en nuestra sociedad científica donde falta tanto el cultivo de la excelencia, de la humildad y de la coherencia, nos quede el recuerdo de Dana como ejemplo de vida y que nos podamos comprometer a editar y divulgar su obra.


Mara Vacchetta Boggino

Justificar a ambos lados

jueves, 4 de septiembre de 2008

Seminario Clínico

Instituto Oscar Masotta

Auspiciado por el Institut Du Champ Freudien y el Departamento de Psicoanálisis de la Universidad de París VIII.

Delegación Posadas


Seminario Clínico: Inhibición, Síntoma y Angustia

6º clase:
Destinos de Pulsión y destinos del afecto.

A cargo de Ariel Delgado (Asunción, Paraguay)

y Claudia Espíndola (Posadas)

Docentes locales de la Delegación Posadas.

Viernes 12 de septiembre, 20,30 hs.

Museo Provincial de Bellas Artes Juan Yaparí.

Sarmiento Nº 319. Posadas


Informes: iomposadas@live.com

Visite: www.iomposadas.blogspot.com

Auspicia: Asociación de Psicoanálisis de Misiones


miércoles, 20 de agosto de 2008


Instituto Oscar Masotta

Delegación Posadas

Seminario Clínico: Inhibición, Síntoma y Angustia.

5º clase: Angustia-dolor-duelo: afectos y efectos.

Dictada por Luis Polo (C.I.D. Corrientes-Chaco)

Los días 8 y 9 de agosto se llevo a cabo la 5º clase del seminario clínico Inhibición, Síntoma y Angustia, contando con la presencia como invitado de Luis Polo, docente del Centro de Investigación y Docencia Corrientes-Chaco.

Al comienzo de su exposición, Polo destacó la importancia de la red que implica el Instituto en la región y en el país así como también el hecho que un analista tiene que argumentar a cerca de su práctica .

Según Miller, prosiguió, Inhibición, síntoma y angustia es un texto en el que puede leerse el síntoma articulado a la pulsión, siendo un trabajo sobre la clínica de lo real. Señalo el movimiento en Freud que va de psicopatología de la vida cotidiana, el chiste.. y la interpretación de los sueños donde puede decirse que se trata del sujeto como efecto del significante al giro que a partir de Mas allá del principio de placer ubica al sujeto como efecto de un resto al que Lacan llamó objeto a.

La hipótesis según la cual la defensa es la que genera la patología es modificada a partir de Inhibición, síntoma y angustia. Por otra parte también es modificada la tesis a cerca de la angustia que ya no es pensada como libido trasmudada sino como que mas bien será la represión la que crea la angustia.

Evidencias clínicas como la reacción terapéutica negativa, la resistencia del ello y la introducción de la pulsión de muerte confluyen en una reformulación por parte de Freud del síntoma como un modo de satisfacción.

En la enseñanza de Lacan, correlativamente, a partir del seminario 10 encontramos la tesis según la cual no todo es significante.

Ahora bien, ¿qué tiene de diferente el síntoma de otras formaciones del incociente?. Para Lacan lo que hace que algo sea síntoma es la presencia del fantasma en el Otro. Lo que da estabilidad al síntoma es el fantasma.

A partir de esta tesis Luis Polo intenta demostrar recurriendo al grafo del deseo la articulación entre fantasma y síntoma y el lugar que ocupa allí la satisfacción pulsional. Así, ubica al síntoma como egosintónico, armónico con la castración y por lo tanto ligado al deseo como diferente de aquello que un sujeto dice.

Polo asila en el fantasma el objeto a minúscula como no siendo del orden del significante sino mas bien como un vacío, cuestión que puede ser ubicada también en el estadío del espejo donde hay algo que no está representado.

La introducción del objeto como ligado a una satisfacción pulsional implica un replanteo clínico en tanto la lógica de la represión y del yo como instancia represora conduce a la idea de conflicto mientras que de esta manera y vía el lenguaje no se trata ya de la represión sino de la insistencia de ese resto que se instala en el síntoma, lo cual permite entender el síntoma como una repetición cada vez diferente, de esa insistencia de lo real.

Por el lado de Freud tenemos la tesis de que el motor del síntoma es la angustia de castración, cuestión que va a ser modificada por Lacan a partir del seminario sobre la angustia donde empieza a pensar el objeto como lo que causa al sujeto en su división, reemplazando la idea que primero está lo que llamó rasgo unario.

¿Qué quiere decir para Freud que la castración es motor?. Aquí la angustia se articula como señal que conduce al termino unheimnlich (ominoso) utilizado por Freud para dar cuenta no tanto de una inquietante extrañeza, es decir el encuentro con algo extraño sino por el conrtario como el encuentro con algo familiar e inquietante a la vez

A paritr de la frase de Lacan: “el gran Otro concierne a mi deseo en la medida de lo que le falta”, articuló el deseo como ubicado en los intersticios de la necesidad y la demanda en tanto se le demanda al Otro pero lo que se recibe no es lo que se demanda.

En la segunda parte de la clase Luis polo se refirió al estatuto de la angustia en tanto afecto que no engaña, diferenciándola del dolor y el duelo.

Si la angustia no engaña entonces quiere decir que hay algo que si engaña y que para Lacan es lo simbólico y lo imaginario quedando la verdad de lo real como inasequible. Por otra parte señalo la importancia que tiene para Lacan la angustia en tanto estructural y no como fenómeno Desde este punto de vista la angustia nos indica donde está el deseo del sujeto.

Ahora, ¿cómo puede el objeto de deseo producir angustia?. En este sentido diferencia el objeto causa del objeto como agalma postulado en el seminario sobre la transferencia en tanto Lacan ya no recurre a los agalmatas griegos sino que la referencia es Kierkegaard, quien sitúa la angustia como el instante de la existencia, instante que instala una clínica de la repetición de ese resto al que Lacan va a llamar palea y no ya agalma.

De este modo ese resto opera como pieza suelta en tanto se trata de algo intimo que sin embargo el sujeto no reconoce como propio. Resto ubicado a partir de un fragmento clínico articulado en dos tiempos. Dos escenas donde se trata de la mirada angustiada y de la participación pasiva y donde las detenciones (el sujeto desaparece del análisis) se articulan al movimiento del analista que pasa a ocupar el lugar de ese resto causa de la operación analítica misma.

Sobre el final de la clase y a partir de las preguntas del auditorio, Luis Polo se refirió a la diferencia entre acting out y pasaje al acto en relación al lugar que en uno y otro ocupa ese resto, el objeto a.-


Comentario: Christian Gómez

lunes, 18 de agosto de 2008

Masotta ataca de nuevo (por Germán Garcia)


Ñ .16 – ACADÉMICAS – Reediciones 16.08.2008

Masotta ataca de nuevo

Sexo y traición en Roberto Arlt e Introducción a la lectura de Jacques Lacan, reeditados 40 años después, buscan nuevos lectores.

Germán García


Eterna Cadencia Editora reedita dos libros de Oscar Masotta: Sexo y traición en Roberto Arlt (1965) e Introducción a la lectura de Jacques Lacan (1970); dos intervenciones en la cultura de Buenos Aires que, por sus consecuencias, pueden ser leídas ahora como acontecimientos. En lo que hace a Roberto Arlt, se despide de lo que había empezado con algunos de sus compañeros de la revista Contorno. En cuanto a Jacques Lacan, difunde el material del curso realizado por Oscar Masotta en 1969 en el Instituto Di Tella. No olvidemos que en ese ámbito se provocó una renovación cultural que transformó el teatro, las artes plásticas y diversas disciplinas que comenzaban a difundirse en aquel momento. Oscar Masotta (1930/1979) intervenía sin dejar de lado el ámbito específico que estaba en juego (universidad, revista cultural, perfomance artística, publicación académica): en esta versatilidad reside su persistente actualidad.


En el caso de Jacques Lacan lo dice de manera explícita en el libro que presentamos: “La extrañeza de algunos términos no es una virtud de su grado de sofisticación, sino de nuestra ignorancia del campo de conceptos de donde toman valor de empleo”. Para superar esa ignorancia dirigió colecciones de libros para diferentes editoriales (Proteo, Nueva Visión, Gedisa) en consonancia con otras dirigidas por Eliseo Verón y José Sazbón, para nombrar las más importantes. En el mismo sentido y en otra constelación recopila los trabajos sobre happenings con Roberto Jacoby y publica un artículo de Oscar Steimberg en su libro sobre la historieta.


En el libro sobre Roberto Arlt encontramos esa intervención en el campo de la crítica literaria producida por una operación que Masotta realiza de manera deliberada: se deja traspasar por el Saint-Genet de Sartre al punto de declarar que su libro “ya estaba escrito”; pero lo que logra es una chispa que ilumina tanto al autor como al objeto de su lectura, en una práctica política que no declama la acción que realiza.

“Seis intentos frustrados de escribir sobre Roberto Arlt”, que componen el apéndice del libro, muestra ese devenir de Masotta al dejarse transfigurar por la lectura, al mostrarse como un lector nómade, que deambula por el texto; como el agrimensor de Kafka frente al castillo incalculable. Pero, cuando se lee el libro, se entiende, que Masotta realiza sus cálculos (el prólogo de Luis Gusmán, al describir el contexto, los muestra).

Los que, como en el caso de Juan José Sebreli, rescatan al Masotta de los años 50 (que aún no había publicado ningún libro) no logran entender lo que ocurre con este horizonte nuevo que se instala en nuestra cultura y que Masotta supo interpretar y transmitir con una amplitud notable.


Introducción a la lectura de Jacques Lacan muestra un Masotta diferente; alguien difícil de ser reconocido por alguno de sus antiguos amigos: desde sus referencias bibliográficas hasta su vocabulario han cambiado. Fuera de la Universidad, como tantos otros a partir de 1966, en una adyacencia del Instituto Di Tella, su intervención será otra: los grupos de estudio de psicoanálisis. Lo que allí se elabora es algo éxtimo (neologismo que dice que lo íntimo está afuera de cada uno), algo inquietante: “Todo aquí es diferencia (...) un libro escrito en el español del Río de la Plata y que no intercambia casi ni una palabra en común con otros libros sobre el tema escritos en el mismo español, un texto que repite y transforma el texto de una autor europeo ...”


Esta política del texto es el producto de una intervención pública donde lo que se publica ha medido sus fuerzas. Si bien Masotta se había referido a Lacan diez años antes, en una extensa nota de un artículo publicado en 1959, ahora se trataba de introducirlo entre los intelectuales y –a través de ellos- en el campo específico de la práctica analítica.


Si se compara esto con el destino de Lacan en los Estados Unidos, donde parece confinado en los departamentos de literatura, la política de Masotta tuvo un éxito que sorprende a propios y extraños. Así lo testimonia Jacques-Alain Miller cuando declara: “Este mundo que viniendo de París, habríamos descubierto en Caracas en 1980 no somos nosotros, de París, quienes lo hemos creado. Es la obra de un asombroso argentino, Oscar Masotta, gracias a quien la enseñanza de Lacan conoció una difusión que se extendió a todo el mundo hispánico, durante los años 60, sin que Lacan interviniera más que haciendo de Masotta un miembro de la Escuela Freudiana de París”.


El diseño y la cuidad edición de Eterna Cadencia facilitará que estas dos excelentes intervenciones de Oscar Masotta, al acontecer en un contexto diferente, encuentren nuevos lectores que experimenten la alegría de inventar de nuevo lo que floreció entonces y que, a pesar de las profecías negativas, está lejos de marchitarse. Me refiero, por supuesto, a psicoanálisis de Jacques Lacan.



miércoles, 30 de julio de 2008

Angustia y Sintoma


Instituto Oscar Masotta

Delegación Posadas

Seminario clínico: Inhibición, Síntoma y Angustia.

4ta clase : Caminos de formación de síntomas. Sentido sexual y satisfacción sustitutiva. Causalidad: trauma y protofantasías.

Dictada por Julieta Ríos y Claudia Fernández.

El viernes 11 de julio se llevó a cabo la cuarta clase del Instituto Oscar Massotta. La misma estuvo a cargo de Claudia Fernández y Julieta Ríos, ambas docentes locales del instituto.

Claudia Fernández comienza haciendo un recorrido por las conferencias freudianas (17 a 23), es decir desde el momento en que Freud postula un sentido para los síntomas neuróticos, al punto en donde, al hablar de los caminos de formación de los mismos, deja entrever dos caras del síntoma: 1 su sentido

2 su característica de satisfacción sustitutiva. En donde el síntoma aparece como sustituto de una satisfacción sexual interceptada.

Se plantean dos momentos teóricos en Freud:

Un primer momento en el que Freud cree en el trauma.

Un segundo momento en el que Freud, escribe a Fliess diciendo que no cree en su neurótica.

Claudia Fernández muestra que este viraje teórico, hace surgir el concepto de Fantasía, definiendo a la misma como aquello que no había existido en lo real, pero sí en el discurso del paciente, (realidad material vs. realidad psíquica).

La Fantasía tendría, por lo tanto potencia causal, la fuente de las mismas esta en las pulsiones y son un patrimonio filognético, es decir, idénticas en todos.

Freud piensa 3 Protofantasías (arcaico pero constitutivo):

1- Fantasía de seducción.2- Fantasía de visualizar el coito parental (escena primaria).

3- Fantasía de castración.

Siguiendo a Germán García, en Actualidad del trauma. Se plantea que trauma y fantasía no se excluyen.

Las mismas se articularían en dos tiempos: 1° en la infancia habría una fantasía,

2° en la pubertad un acontecimiento.

Se muestra además cómo la elaboración teórica del aparato psíquico freudiano, iría ligado a una concepción del trauma.

Tópicas: Idea del Trauma:

1° Icc – Pre Cc- Cc Lo ligado y desligado.

2° Yo – S. yo- Ello Herida narcisista, moral, ultraje.

3° Económica. Excitación excesiva.

En el punto en donde la docente liga el trauma al factor sorpresa, la clase es retomada por Julieta Ríos quien, siguiendo a Lacan y Miller; comenta las conferencias 17: “El sentido de los síntomas” y conferencia 23: “Los caminos de la formación de síntoma”, de Freud.

Conferencias de las cuales se vale Miller para postular al síntoma compuesto por dos ejes: - sentido

- satisfacción libidinal: goce.

- Conferencia 17 - Conferencia 23

Sentido Referencia a una experiencia anterior.

La referencia del síntoma es el Fantasma, el cual constituye un velo a algo que se ubicaría más allá: Castración.

Julieta Ríos explica que la libido encontraría un veto en la realidad, motivo por el cual emprende un camino regresivo hacia la fantasía (realidad psíquica).Si la libido regresa es porque hay allí algo que ejerce atracción: punto de Fijación.

La docente refiere también que aunque el síntoma es una formación sustitutiva, no hay sustitución de la satisfacción, no importa el objeto la pulsión se satisface. Miller afirma que Freud encuentra un corazón real en el fantasma, un resto de goce que queda como memoria del trauma:


Habrían entonces 2 regresiones: 1, la libido regresa desde la realidad externa al fantasma.

2, hay un más allá del fantasma: el punto de fijación.

A su vez la libido se puede - Sintomatizar o

- Sublimar

El Arte iría de la realidad psíquica a la realidad externa.Mientras que podríamos pensar que la terapia analítica va del Sentido al Goce.Finalmente se repasan las 5 operaciones realizadas por Lacan con el binario: sentido – goce:

1- Separar.

Lacan enfatiza el sentido del síntoma, su costado simbólico y ubica la libido (goce) en el eje imaginario en tanto que, en este momento, es fundamentalmente narcisista. Cuestión que desemboca en el esquema L.

El síntoma aparece como un símbolo con un sentido reprimido.

2- Articular.

Complejiza lo simbólico. Lacan dirá que el síntoma es significado del Otro, pero un significado especial en tanto se conecta con el fantasma.

3- Deducir.

Se deduce el goce del sentido.

4- Producir.

Producir el plus de goce a partir del aparato del lenguaje.

5- Anudar.

Anuda sentido y goce: “sentidogozado”. Plantea el esquema de los nudos.

Germán García dirá que lo real no se puede captar sino por un rodeo, es no metabolizable por la palabra, pero hace hablar.

Finalmente la clase permitió ubicar, en su primera parte el sesgo freudiano del síntoma, con su costado “parlanchín” y su costado no metabolizable “roca viva de la castración”.

Mientras que la segunda parte de la clase en un sesgo más lacaniano, ubica lo simbólico del síntoma, su sentido; pero no se detiene en lo real del mismo, en el trauma. Sino que se entiende que, en el último momento de teorización lacaniana, ese punto se positiviza, es decir, es lo que hace hablar.

Comentario: Lorena Danieluk

viernes, 11 de julio de 2008

TIEMPO INTERSESION

Tiempo intersesión

Por Graciela Musachi

El divorcio del otro.
El antes y el después en la vida de un analizante está marcado por el “divorcio del otro”[1], sintagma con el que Lacan indica que cuando el otro toma la iniciativa es cuando se sufre el divorcio ya que, para el sujeto, es un fenómeno de retorno inesperado, no subjetivado y eso “puede producir efectos de neurosis de marca mayor”.

Así es, en efecto, en este caso ya que él se encontró un día con que ella dijo imprevistamente ¡basta!; eso fue “un trauma, algo nuevo, se rompió algo, una marca”; y ahora él, dando otra vuelta en sus dichos capta que, con su nueva mujer, es “una fiera al acecho, un perro con las orejas paradas” vigilando los signos de amor o desamor del otro, temiendo la repetición de la pérdida de amor.

En la sesión siguiente habla de su padre y la interpretación hace surgir una frase: “No irás más lejos que yo”. ¡Hallazgo!, la decía su padre cuando iban a cazar ya que temía que apareciera un animal salvaje o que él se perdiera.
Tercera sesión y primer momento de concluir: su padre no daba signos de amor, él lo seguía, esperarándolos sin saberlo
Tiempo después, al pasar, dice que su mujer esbozó una queja que le suena casi a elogio acerca de las decisiones que él toma ahora sin considerar su opinión.

Ella en mi cabeza[2]
Ciertos programas de radio dirigidos al llamado segmento ABC1 cuentan con sexólogos que promueven su profesión. Luego de describir médicamente los síntomas en cuestión, enumeran los posibles caminos a seguir: hablar sobre el problema con el partenaire, tomar cierta medicación, hablar con el sexólogo quien, probablemente, le recomiende realizar en su casa ciertos ejercicios solo o con su pareja para resolver el problema.
En un sentido aparentemente semejante se presenta la obra teatral de nuestro subtítulo, de autor vernáculo y de gran éxito en este momento. También tiene en su horizonte el divorcio del otro pero lo interesante es el “psicoanálisis” que pone en escena. La obra consta de tres personajes: un matrimonio y el psicoanalista de él. El protagonista, está atormentado por su surmoitié y se suscita el siguiente diálogo con su analista:

Klimovsky (analista): Grábeselo en la mente. Cada vez que esté por decir “Laura dice” o “Laura piensa”, deténgase. Es un ejercicio que le propongo.
Adrián: Un ejercicio...está bueno.(...) y si aparece Laura...
Klimovsky: Si aparece la opinión de Laura, se detiene.


El autor pone en escena lo que Jean-Claude Milner capta como uno de los paradigmas de nuestra época, el eje problema-solución. Si hay un problema, hay una solución. Parece de sentido común y efectivamente lo es.

Para quien pone títulos en el diario La Nación, esto se presta a la ironía. Al detallar las actividades del reciente Congreso Mundial de Psicoterapia en Buenos Aires y en el interior de un apartado sobre “Terapias más cortas y más focalizadas”, subtitula: “Tarea para el hogar”(lugar común de la ironía: la revista Veintitrés de Septiembre titula igual): “En los últimos años, diversas investigaciones vinculadas a la psicoterapia han demostrado la utilidad de asignarle al paciente una participación más activa en la resolución de aquellos problemas que lo llevan a la consulta.

Es lo que los psicoterapeutas llaman “trabajo intersesión”. (...). El terapeuta le asigna a su paciente ciertas tareas para que lleve adelante entre una sesión y la otra (...) como cambiar en alguna forma la modalidad habitual de tratarse para que pongan en práctica durante el tiempo intersesión”.[3]

Al analista no le basta, sin embargo, con ironizar sobre la dimensión educativa de estas terapias, como lo hace quien titula en un diario. Le es necesario, como lo hace Jacques-Alain Miller[4], verificar que estas terapias están hechas de sentido común porque son un “subproducto de la extrema standarización del psicoanálisis en Norteamérica” que pretende rehumanizarlo dada cierta neutralidad mortífera que orientaba ese psicoanálisis. Cabe preguntarse, empero, si nuestro contexto es el mismo.

Si seguimos el desarrollo de Ella en mi cabeza podemos encontrar una respuesta en una escena posterior a la ya citada:

Adrián: Según Laura, es un papelón lo que hice; una agresión gratuita, incalificable. ¡Perdón, esto último no debí haberlo dicho! Se me escapó. No me funcionó el stop; la opinión de Laura me la tendría que haber guardado. ¡Aunque en realidad, la que debió habérsela guardado es ella...!¡Me cago en el ejercicio!¿Cómo puede ser que esté tan subyugado por el degenerado ése?

Por otra parte, en el reciente Foro psi, uno de los representantes del cognitivismo local situó las coordenadas de nuestro contexto con pertinencia: sí, él es cognitivista pero formado en la UBA en los 60-70 y esto quiere decir que su formación básica es psicoanalítica e, incluso, lacaniana, con lo cual quería decir que tomaba nota de la función de la palabra y del campo del lenguaje en una dimensión que no se reducía al imperativo.

Por un lado, (el del “paciente”), no sólo el rasgo local deja un margen que no se deja subyugar fácilmente por el sentido común sino que cada quien sabe de la impotencia de variadas prácticas para tratar su síntoma y que las cosas no son lo que se quiere hacer parecer. Por el otro, (el del terapeuta), la entrada de las TCC se hace sobre un suelo completamente diferente del de su país de origen, un suelo psicoanalítico de variadas orientaciones.
Esto nos da un margen...de tiempo. Tiempo para dirigirnos a las nuevas generaciones, desprevenidas como están –por su propia experiencia del tiempo– respecto de la topología (del sujeto) y el tiempo (que le es consustancial)[5].

Trastorno
El “trabajo intersesión” parte de dos supuestos, uno sobre el lenguaje, otro sobre el tiempo, que se corresponden. Sobre el lenguaje, supone una univocidad que permitiría establecer objetivos acordados con el paciente en base a definiciones del problema a tratar mientras que la definición del problema no afecta ni es afectada por el tratamiento el cual también pone en juego un encuentro con lo real de los cuerpos, descontado en estos ejercicios. Es el eje problema-solución en acción.
Sobre el tiempo, supone una progresión de la cual las sesiones sólo serían una supervisión del efecto repetitivo del ejercicio. Es el uso del tiempo del sentido común en su dimensión de duración, de desarrollo continuado y su supuesta acción sobre los cuerpos.

El uso que Lacan hace del término “analizante” se refiere al tipo de “actividad” que produce el sujeto en el dispositivo analítico. Este trabajo analítico no se reduce a la serie de las sesiones[6] ya que prosigue fuera de ellas en un movimiento temporal de anticipación de la sesión por venir que se produce a expensas del saber del analizante y de retroacción sobre las definiciones de partida.
Quien ha sufrido el divorcio del otro produce en una sesión dos sintagmas ligados a la caza que, en la sesión siguiente, se revela como significante con valor de escrito por su “valor de perpetuarse más allá de las circunstancias que condujeron a enunciarlo”, significante necesario de la repetición que puede producir acumulación de saber pero el tiempo que está en juego para producir este saber no es progresivo sino que necesita de la escansión (“comporta la adquisición de un resultado parcial que, como tal, lleva a cabo una mutación del problema inicial”) implicada en el tiempo lógico.

Más tarde, este trabajo del analizante sobre la demanda de amor a su padre se verifica como un primer momento de concluir que tiene efectos en la relación con su partenaire Trastorno no sólo es confusión, enredo, desarreglo, desorden, desorganización, perturbación, tráfago, definición del diccionario que la desconfianza actual en el síntoma recoge pretendiendo reparar un humano-máquina. Trastorno es una novela de Thomas Bernhard. Un hijo acompaña a su padre médico mientras visita a sus enfermos y, entre la vida y la muerte, el abismo de la filiación muestra su abismo sin remedio... No hay problema –diría Miller citando a Queuille[7]–cuya falta de solución no pueda resolverlo.
Se verá así que el síntoma (en sentido analítico) se presenta como un ejercicio singular de tratamiento de este trastorno.

Graciela Musachi


[1] En Eric Laurent Entre transferencia y repetición Atuel Anáfora Bs.As.1994.
[2] Oscar Martínez, Editorial Atuel. Bs.As.2005.
[3]La Nación 28.8.2005.
[4] “La respuestas del psicoanálisis a las TCC” Página 12 11.8.2005.
[5] Jacques Laca: Seminario “La topología y el tiempo” (inédito).
[6] Jacques-Alain Miller:Los usos del lapso Paidos. Bs.As.2004
[7] Curso 3 y 10.12.2003.

FUENTE:
BLOG RENE http://bibliotecadelcentrodescartes.blogspot.com/