jueves, 19 de marzo de 2015

Seminario Clínico: ciclo 2014- El inconsciente: Función de la causa y determinación de la ley. Docente invitado: Graciela Esperanza



Instituto Oscar Masotta-IOM2-
Auspiciado por el Institut Du Champ Freudien y el departamento de Psicoanálisis de la Universidad de París VIII

Delegación Posadas
Seminario Clínico Ciclo 2014

Inconsciente siglo XXI
-El saber para cada uno, en lo contemporáneo-

Viernes 13 de Junio – 3° Clase.

El inconsciente: Función de la causa y determinación de la ley.

Docente invitado Bs. As.: Graciela Esperanza

Enseñanzas de los casos: Rodrigo Cibils-Julieta Ríos 

COMENTARIO: Rodrigo Cibils

En la ciudad de Posadas, el día viernes 13 de junio, se llevo a cabo la tercera clase del Seminario Clínico “Inconsciente siglo XXI -el saber para cada uno en lo contemporáneo-” de la Delegación Posadas del IOM2. La actividad estuvo enmarcada en la modalidad Coloquio-Seminario, donde la clase estuvo a cargo de la docente invitada Graciela Esperanza (E.O.L.-Buenos Aires), y la actividad Enseñanza de los casos a cargo de los docentes locales Julieta Ríos y Rodrigo Cibils, con los comentarios de la docente invitada.

La intervención giro en torno al Seminario XI de Lacan, haciendo un rodeo de la primera a la segunda clase de dicho seminario. Lacan concluye en éste seminario su retorno a Freud, en donde toma los cuatro conceptos fundamentales, que son freudianos, para separarse de Freud. Aquí reside la paradoja, se separa de Freud con Freud.

Inicialmente, ubico la clase en “el contexto” de la orientación lacaniana, contraria a una posición dogmática. Señala al Seminario XI como el seminario inexistente, ya que Lacan lo da en el lugar de otro. 

Entre la última clase del Seminario X y la primera clase del Seminario XI da una clase que se llama “Los nombres del padre”, quedando como resto de ese seminario inexistente, no dado. Esto se dio como consecuencia a que Lacan es expulsado de la Sociedad Francesa de Psicoanálisis, comenzando el seminario XI sobre este eje más bien político. Siguiendo esta vía, Graciela Esperanza destaca que cada movimiento político de Lacan es retomado conceptualmente: se ve expulsado como objeto, a partir de lo cual empieza a trabajar el objeto como aquello que tiene que ver con la posición del analista en el fin del análisis. Entonces, señala que con el objeto “a”, Lacan pone en cuestión los conceptos fundamentales del psicoanálisis, siendo cada uno de los conceptos fundamentales interrogado a la luz del objeto “a”. 

Seguidamente retoma la segunda clase del Seminario XI, donde Lacan plantea su malestar por el desdén al que pueden llegar los facultativos: ellos desprecian la palabra, equivalente al rechazo del significante. Entonces, la docente orienta la intervención a dar cuenta de lo real por la vía del significante. Ubica que en ésta clase hay dos conceptos de inconsciente, uno freudiano y “el nuestro” en términos lacaniano, que no coinciden del todo, aunque no son tan sencillo de distinguirlos. Lacan insiste que el inconsciente es una articulación significante, cadena significante, mientras que el freudiano es falla, discontinuidad. 

Siguiendo la referencia de Lacan de los Escritos, Subversión del sujeto y dialéctica del deseo en el inconsciente freudiano”, la docente ubica al inconsciente freudiano como corte sobre la cadena significante, mientras que el inconsciente lacaniano es una hiancia entre la cadena significante y lo real. Por tal motivo, para dar cuenta de la hiancia que es diferente a la de Freud, es que Lacan pasa en ésta clase por el problema de la causa. Es decir, que tanto en Freud como en Lacan, la hiancia se sitúa en dos lugares distintos.

Luego, retoma a Lacan en referencia a ubicar la hiancia en relación al inconsciente real, y no en relación al inconsciente de la cadena significante, resaltando el axioma del inconsciente estructurado como el lenguaje por un lado y por otro lado el inconsciente en relación a la hiancia pero como causa real. Entonces, tenemos un inconsciente en relación a la causa, en relación al objeto “a”; y otro inconsciente que esta en relación al Sujeto Supuesto Saber, articulado de alguna manera a lo reprimido primordial. 

Hacia el final de la clase, retoma la idea de que el inconsciente es eso que habla, y a partir de los juegos del significante hay que ver como se topa con el agujero.
Para finalizar, Graciela Esperanza, ubica a partir de la lectura realizada de las primeras clases del Seminario XI dos inconscientes, uno estructurado como un lenguaje y uno como apertura y cierre, como pulsación temporal, tiempo inicial y tiempo terminal.

Como cierre del Coloquio-Seminario, se presentan los dos casos con los comentarios de la docente invitada, donde articula los mismos con la clase desarrollada.

No hay comentarios: