Comentario clase 2- "Neurosis actuales en el siglo XXI". Dario Galante


IOM2 -Delegación Posadas-
Ciclo 2018- Seminario Clínico

NEUROSIS ACTUALES EN LA ÉPOCA DE LA TÉCNICA
-Angustia y Síntoma en la demanda pulsional-

Clase N° 2. Coloquio Seminario: Neurosis actuales en el siglo XXI

Viernes 11 y sábado 12 de Mayo.

Docente invitado: Darío Galante (IOM2, Buenos Aires)

Comentario: Claudia Espínola

En primer lugar Christian Gómez, Coordinador de la Delegación Posadas del IOM2, se refirió al Ciclo 2018; presentó a Darío Galante  e introdujo la clase haciendo referencia a la apertura del ciclo, a cargo de Enrique Acuña, para luego señalar los puntos orientadores de la presente: 
a) ¿Síntomas sin inconsciente? semántica social. 
b) Nombres actuales de la angustia - El Ideal cognitivo. 
c) El nominalismo como captura de lo real. 
d) Lo analizable y la roca viva de la castración.

Indicó que para entender la actividad de disciplina del comentario, es preciso remitirse al escrito de Lacan, “La cosa freudiana o sentido del retorno a Freud en psicoanálisis” (J. Lacan. Escritos 1). En 1955, época en que leer a Freud era disonante, afirma que son textos que soportan la disciplina del comentario porque pueden responder a las preguntas que le hacemos hoy, pueden enseñar. Esto hacemos con textos de Freud y Lacan.

Darío Galante comenzó el desarrollo de la clase planteando la cuestión de los síntomas sin inconsciente y los nombres actuales de la angustia. Diferenció “la angustia” como el afecto que no engaña (J. Lacan. Seminario 10. La angustia), una experiencia real, y “las angustias”, ligadas a cómo el otro social opera en la producción de una subjetividad. Así, las angustias del Siglo XXI no son las mismas que las del Siglo XIX o XX porque las fijaciones son otras: en la época de Freud, las instituciones marcaban un campo de fijezas por las que los sujetos más o menos se orientaban, proveían identificaciones y enfermaban en relación a un Ideal. Pero las instituciones están en constante revisión, se transforman, y se producen otras subjetividades.

El docente discurrió sobre la concepción de síntoma en Freud y en Lacan, puntos de cruce entre ambos, los cambios que introduce Lacan, y la cuestión de las presentaciones clínicas en esta época.

Freud mantiene a lo largo de su obra una división: Neurosis actuales – psiconeurosis, cuyo punto central es la ausencia o presencia de un mecanismo defensivo. Y plantea que el neurótico padece de dos grandes problemas: la sexualidad y la muerte. Él creía en un ideal científico que prometía, en el futuro, cambios en la historia de la humanidad. Esto en cierto modo se cumple, con la paradoja de que, lo que promete una solución prêt-à-porter a la angustia, trae nuevas angustias. A este respecto, Darío Galante sugirió la lectura de “La muerte de la muerte”, de Laurent Alexandre donde plantea la posibilidad científica de que un individuo no muera. Lacan en la conferencia en Lovaina, “La muerte es del dominio de la fe” (13 de Octubre de 1972) señala que la idea de no morir puede llevar a la locura.

Lacan desarrolla una técnica en función de una política. La estrategia de la transferencia, permite esclarecer el síntoma como articulación de significantes. En cambio la angustia, motor del tratamiento, no puede decirse. El psicoanálisis le permite a un sujeto tratarla a partir de establecer un nominalismo del síntoma.

Las presentaciones clínicas que encontramos hoy en la práctica están del lado de las neurosis actuales. En tanto que el síntoma remite a la historia. Como lo puso de manifiesto Enrique Acuña en la apertura del ciclo.

Señalando cambios en la concepción del síntoma en Lacan, Galante puso en relación: inconsciente - repetición - síntoma. El inconsciente es la definición que tenemos del mismo, y con ello construimos un síntoma en el dispositivo analítico cada vez. El inconsciente tiene un estatuto ético: el sujeto se hace responsable de su relación al inconsciente. 

Hasta el Seminario 10 “La angustia”, Lacan entiende el síntoma como portador de un mensaje a ser descifrado. A partir del Seminario 11, “Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis”, trabaja la relación del inconsciente y la repetición. El síntoma se basa en ésta; no se dirige al Otro, y lo ubica en el campo del Uno. En tanto que, la última versión del síntoma en Lacan, a partir del seminario 20 “Aún”, es un acontecimiento del cuerpo -esto permite pensar las neurosis actuales.

Asimismo situó que la veta de sentido del síntoma, lleva a una desorientación y aleja al sujeto de la referencia real del síntoma, su satisfacción.
El síntoma es una verdad engañosa. En el seminario del año 1975-76 “El sinthome” Lacan hace un juego de palabras que en francés se escuchan de manera homófona: “le vérité du sinthome”. Vérité: variedad y verdad. El síntoma es una verdad variable porque es oscura: se presenta en los intersticios de la palabra. En “La cosa freudiana o la razón desde Freud” Lacan hace una prosopopeya de la verdad, dice: "Yo, la verdad, hablo". Se expresa a través de las variedades en que se presenta el síntoma.

En el seminario 23, Lacan toma el síntoma en Joyce y lleva a pensar lo real del síntoma en relación al cuerpo. Inventa la noción de parlêtre -combinación del sujeto con el objeto a. En la conferencia “Joyce el síntoma” del 16 de junio de 1975 (J. Lacan. Otros Escritos. pp 595) dice: “Dejemos el síntoma en lo que es: un acontecimiento de cuerpo, ligado a lo que: se lo tiene, se lo tiene del aire, se lo aira, del se lo tiene. En ocasiones eso se canta, y Joyce no se priva de ello”. Aquí hace un juego de palabras, que en francés son monosílabos. 

Es la idea de que "se tiene" un cuerpo -no se "es" un cuerpo- en la experiencia de sentir el aire en él, cuando alguien se encuentra con la experiencia real del objeto, antes de entrar en el campo de la demanda. En la orientación de estos planteos, Galante se refirió al Curso de J-A Miller del año 2006/07, “El ultimísimo Lacan”.

Concluyó la clase subrayando que, la consulta al analista comienza por la angustia, el plus de goce que resulta de un encuentro contingente con algo del síntoma que no ofrece una solución. A partir de la lectura que hagamos de la experiencia de la angustia, podemos ubicar un síntoma a ser analizado -ese es el psicoanálisis del siglo XXI.

El día 12 de Mayo, tuvo lugar una actividad de Disciplina del comentario, en la que Fernando Kluge y Julieta Ríos –docentes de la Delegación Posadas del IOM2-, presentaron una lectura de fragmentos de la obra freudiana (“La responsabilidad moral por el contenido de los sueños”) y de Lacan (“La dirección de la cura y los principios de su poder”. Escritos 2) respectivamente, con los comentarios de Darío Galante.

                                                                  ****

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clase Apertura: “Clasificaciones freudianas y actuales” Docente: Enrique Acuña

Seminario clinico -Coloquio-seminario- Locuras Histéricas por Veronica Carbone (Comentario)

Comentarios de las primeras 4 clases del Seminario